jueves, 30 de enero de 2014

Primeras reflexiones

Nuestro propósito como futuros docentes es estimular en el educando el desarrollo físico, emocional, intelectual, social, ético y espiritual. Nuestro objetivo primordial es el conocimiento de los aspectos, características y procesos organizativos que contribuyen a la mejora de la educación, de modo que el alumnado adquiera competencias para entender, desenvolverse y desarrollar la organización de la escuela. Por otra parte, perseguimos que el alumno conozca cómo los recursos, medios y materiales que forman parte del contexto escolar, pueden enriquecer el proceso de enseñanza-aprendizaje, de manera que haga una aproximación a las herramientas con las que contamos. En suma, perseguimos trabajar aquellos contenidos que se transmitirán en clase. Por ello, nos encargamos de aspectos esenciales de su funcionamiento como son su estructura, las relaciones entre los miembros, los procesos organizativos (planificación, evaluación y gestión), la convivencia en el centro escolar, los procesos de comunicación, los materiales y los medios. Por otro lado, para lograr una mejora del funcionamiento del centro escolar se exige un esfuerzo dirigido a cambiar las condiciones del aprendizaje y las condiciones internas de los centros con el objetivo último de conseguir las metas educativas de forma más eficiente. Hemos abordado diversos criterios que creemos que pueden hacer posible el éxito en la educación:

 - Tiempo: Los cambios en educación deben hacerse conociendo el tiempo que realmente es necesario para su correcta aplicación. Las urgencias administrativas, políticas o personales conducen a cambios bruscos y poco duraderos o, en el peor de los casos, al fracaso y a la frustración.

 - Coordinación, integración e interconexión: Los cambios no se pueden tomar  a la ligera. Hay que valorar el funcionamiento que está teniendo el centro hasta ahora. El cambio futuro pasa por proyectos conjuntos en los que están implicados varios centros que pueden llegar a abarcar una zona/distrito educativo en cuyo desarrollo los supervisores tienen un papel fundamental.

 - Descentralización, pluralismo y contextualización: Los cambios educativos, incluso los que son diseñados fuera de los centros, han de desarrollarse de forma descentralizada, permitiendo que las innovaciones se adapten a las características específicas del entorno social y cultural de cada centro y que éstos adopten soluciones plurales ante los problemas que encuentran.

 - Transformación de la cultura de los centros: El cambio educativo para tener éxito exige un cambio de la cultura del centro. Por tanto, como se expone más adelante, es necesario conocer la cultura de los centros y las estrategias que permiten su transformación.

 - Apoyo sostenido: Todos los cambios e innovaciones necesitan el apoyo de la administración educativa por lo que el papel de los supervisores tiene una gran importancia en el impulso y orientación de la mejora de los centros.

 - Compromiso y acuerdo: Todos los sectores implicado en un proyecto de cambio omejora deben establecer un compromiso que incluya sus objetivos, características y el tiempo y los recursos necesarios para desarrollarlo.

- Organización y gestión: Los cambios que tienen intención de perdurar deben estar orientados a impulsar y profundizar el desarrollo organizativo de los centros.

 - Desarrollo profesional de los profesores: La mejor garantía de éxito de un cambio o mejora es que estén implicados en ellos todos los profesores.

 - Mejora del aprendizaje en el aula: Los cambios en educación deben tener siempre como finalidad última la mejora de los procesos de enseñanza/aprendizaje.

 - Evaluación: Los cambios y las reformas deben incorporar mecanismos de evaluación permanentes que permitan su modificación y autorregulación.

 - Profesorado, revista de currículum y formación del profesorado.

Creemos que esta asignatura si nos ayudara a conseguir los objetivos que nosotras personalmente queremos alcanzar cuando ejerzamos esta profesión. Ya que como el nombre de la asignatura indica nos ayudara a organizarnos de la mejor forma posible y de utilizar y “exprimir” al máximo aquellos recursos de los que dispondremos.